Últimas noticias

Participación laboral conjunta entre Detective y Abogado: ¿Binomio perfecto?

La colaboración entre Detective y Abogado forma una relación que resulta tan exitosa como necesaria. Tal binomio se convierte en muy relevante si el letrado precisara de pruebas válidas reales ante el órgano jurisdiccional competente.

Gracias a la asistencia realizada en sede judicial por parte del investigador privado, el trabajo cualificado recogido tras el posterior informe que elabora el Detective Privado, el legista puede demostrar los hechos referidos con pruebas irrefutables en los litigios en los que sea expresamente requerido para su intervención, pues se trata de personal profesional habilitado por la Ley de Seguridad Privada 5/2014, de 4 de abril para llevar a cabo investigaciones únicamente en ámbito privado o semiprivado de forma autorizada o consentida por un tercero, contratante del encargo.

Dada la amplia experiencia en el campo de la investigación y las evidencias que obtienen los Detectives Privados, los Abogados recurren a estos profesionales cada vez con más frecuencia, para todos los procedimientos judiciales en la esfera civil, laboral, familiar o mercantil, fundamentalmente.

Detective y Abogado: binomio perfecto

Cuando existe un acuerdo de colaboración entre el Detective y el Defensor se crea un tándem perfecto de cara a poder acreditar testimonios esenciales y evidentes en posteriores casos judicializados. 

La intrínseca cooperación y el necesario trabajo conjunto existente entre la agencia de investigadores privados, accésit detectives y los diversos defensores lograrán advertir y esclarecer hechos tangibles, palpables y contrastados para conocer la verdadera realidad tanto a nivel particular como empresarial. 

Entre las contribuciones más demandadas a nuestra agencia de Detectives Privados se encuentran las relacionadas con investigaciones sobre divorcios y separaciones en las que el Investigador, gracias a la obtención de sus comprobaciones proporcionará al letrado una indispensable ayuda que puede determinar las condiciones o modificaciones en la resolución de separación y divorcio.

El profesional consigue para estos casos determinar y descubrir presuntos patrimonios ocultos, remuneraciones no legales o verificadas deslealtades y un actual ´modus vivendi´o ´modus operandi´ de la expareja. 

Asimismo, el equipo de Investigadores Privados de Accésit Detectives colabora con juristas   especializados en el campo familiar a través de un sinfín de litigios sobre custodia compartida para obtener las oportunas corroboraciones pertinentes que verifiquen presuntos malos tratos de desamparo o cualquier posible acto o comportamiento manifiesto que derive o genere un presunto riesgo hacia el bienestar del descendiente, por parte de uno de los progenitores o tutores.

Las investigaciones privadas como los hurtos, las estafas, las apropiaciones indebidas, los abusos cometidos a terceros, las demostración de injurias, calumnias o amenazas, la localización de personas deudoras o en presunta quiebra económica, la localización de personas desaparecidas por voluntad propia, la localización de herederos o la investigación sobre la herencia real (bienes) depositada a través de albacea tras el fallecimiento de familiar o allegado, la filiación concreta de persona o personas que ocupan de modo ilegal y uso desmedido o desproporcional el acceso a la vivienda, la investigación de extorsiones, chantajes o coacciones a través de anónimos, o el seguimiento y vigilancia hacia el control de hijos en base a posibles malas compañías, conductas dudosas o el absentismo escolar, son algunas de las investigaciones realizadas en la que el jurista podrá solicitar la comparecencia en sede judicial de un Detective Privado.

En las investigaciones en ámbito laboral el equipo de Detectives Privados obtendrá pormenorizado testimonio, detallado y minucioso sobre las indagaciones ejercidas sobre posibles presuntas ilegalidades acaecidas, siguiendo criterios de autentificación de vestigios palpables sobre presuntos asuntos de absentismos laborales, bajas gremiales por posible falsedad de enfermedad, simulación de accidentes sindicales o ´in itinere´, comprobación de todos los datos aportados por precandidatos a ofertas de trabajo a través de curriculares, intrusismos profesionales realizados por falsos profesionales al no tener la capacitación profesional que les acredite ejercitar tal labor e incluso investigaciones y vigilancias sobre posibles competencias desleales hacia empresas, compañías aseguradoras o mútuas como admisible fin u objetivo el de migrar o fugar de información relevante de dichas compañías. 

Colaboración entre Detective y Abogado: legalidad aplicable/adaptable

Para un defensor, la cooperación conjunta con un detective privado supone un apoyo revelador en la diversa tipología de litigios judiciales, ya sean a través de los representantes de la parte acusatoria como de la defensa.

El jurista proporciona la ley, la jurisprudencia, el texto legal, mientras que, el investigador privado trasladará al legista la praxis del asunto o materia en cuestión, con sus pruebas aportará datos y hechos, que redundarán en un brillante trabajo conjunto.

El Detective Privado para los profesionales de la Abogacía suponen un recurso legal y una forma eficaz de obtener argumentos jurídicos rigurosos plasmados bajo una información minuciosa, precisa y muy bien documentada que se presupone en todo proceso jurídico.

La Ley de Seguridad Privada 4/2014 de 5 de abril, establece que los hechos y actos probatorios que lleva a efecto el Detective Privado para sus investigaciones tienen carácter reservado, están amparados por Ley y son relevante en un proceso judicial: captura de fotografías, grabaciones de imagen, sonidos y palabras, análisis e investigación de documentos públicos y privados, así como los instrumentos y medios de prueba necesarios que lleven al detective privado al esclarecimiento de los hechos por los cuáles fue contratado

El Detective Privado está autorizado y legitimado por el Ministerio del Interior, por lo que la investigación y las pruebas obtenidas pueden ser presentadas a instancia por letrados en procedimientos judiciales. 

La Ley 1/2000 de 7 de enero de Enjuiciamiento Civil, concretamente, en su artículo 265, reconoce expresamente el informe del Detective Privado en calidad de profesional de la investigación privada, como prueba testifical. 

Asimismo, el artículo 380.2 de la misma Ley reconoce el informe pericial (dictamen) que contengan conclusiones y observaciones no personales, y si basados en conocimientos técnicos, científicos, artísticos o prácticos como soporte o prueba válida en un señalamiento judicial.

El Detective Privado es, según doctrina del Tribunal Supremo, medio de prueba dotado de exclusividad por su condición de profesional legalmente habilitado por el Ministerio de Interior y en tanto su testimonio se ofrece al tribunal competente respaldado por hechos presenciados bajo la observancia tratable.

El Alto Tribunal considera al Detective como un testigo privilegiado (cualificado), al ser el contenido de su investigación exclusiva e irrebatible por la otra parte y reflejada en un informe con acreditación y demostración como declarante competente.

Ventajas de la cooperación entre Detective y Abogado

Para un defensor o legista, la intervención ejercitada por el Detective Privado es basal, tornándose en decisiva y crucial a través de la calidad de las pruebas aportadas demostrables por éste

La ayuda, amparo o respaldo que recibe el jurista sobre el trabajo minucioso que lleva a efecto el Detective es tan amplia como variada, pudiendo el detective desarrollar su investigación a través de su composición particular sobre el asunto a investigar. 

La colaboración del Detective ofrece mayor veracidad y transparencia de hechos ante la posterior comparecencia ante el órgano jurisdiccional competente del asunto. La amplia experiencia del equipo de investigadores privados cualificados de esta agencia amén de la incorporación de los últimos y más novedosos equipos tecnológicos dispensará al defensor del asunto una satisfacción ante nuestro patrocinado lo que redundará en garantía de éxito. 

Un investigador privado puede ser determinante a la hora de evitar que las partes se personen en señalamientos que, en la mayoría de las ocasiones, resulten inquietantes a las partes. 

Los informes detallados y contrastados que el Detective Privado presenta al Abogado, y una vez ratificados en el juzgado, constituyen un valioso y vital instrumento de prueba para que el legista establezca una defensa lo más completa y exhaustiva posible en los litigios a favor del cliente de ambos. Además, podrá disponer del valor testifical del detective siempre a instancia únicamente del legista emanante de la contratación o del magistrado del tribunal afectado a fin de ratificar en sede judicial la información contenida y subsumida en su informe y en sus indagaciones adecuadamente documentadas. 

Si nececesita un investigador póngase en contacto con nosotros

PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

Nuestras Menciones como Investigadores