Detectives para mutuas y aseguradoras

La crisis económica que ha sufrido España ha hecho que el fraude haya aumentado estos últimos años. Por ello, la contratación del Detective Privado es altamente rentable para las Compañías Aseguradoras y las Mutuas, ya que, por cada euro invertido en su investigación recuperan cuarenta y ocho. Obtenemos las pruebas necesarias para demostrar los diferentes niveles de engaño como:

Ocultación de la información

Simulación de un accidente o siniestro no ocurrido

Facilitación de información incorrecta o falsa sobre el siniestro

Exageración sobre las consecuencias del mismo

620 905 460 663 442 934

Consulta y presupuesto gratuito

Detectives Privados para investigar fraudes a aseguradoras y mutuas

En dicha batalla contra el fraude no solo es esencial la actuación de los Detectives Privados para Empresas . Tanto en las Compañías Aseguradoras como en las Mutuas, son necesarias una coordinación y acoplamiento entre departamentos, participación de directivos, formación continua y precisa para concienciar el fraude y unas determinadas normas de ejecución coordinadas hacia el personal. Se debate la posible existencia de bases de datos de fraude internacionales para, entre todos, detener un mayor número de estafadores. Esta cooperación, sin embargo, resulta todo un desafío, a fecha de hoy.

Diferencia entre Mutua y Compañía de Seguros

En primer lugar, resulta clave realizar una distinción entre Entidad Aseguradora privada y Mutua. Mientras que las primeras son Empresas que venden como producto la seguridad, las segundas son entidades sin ánimo de lucro constituidas bajo los principios de seguridad y ayuda recíproca en donde las personas se unen de forma voluntaria para tener acceso a servicios basados en confianza y compensación.

La Entidades Aseguradoras Privadas tienen como objetivo acumular la máxima riqueza posible y los beneficios son divididos entre los accionistas. En las Mutuas los beneficios también se dividen entre los socios accionistas, sin embargo, todo ello es con el objetivo de beneficiar a los asegurados mediante unas tarifas más competitivas.

La Ley de Seguridad Privada frente al fraude en el seguro

En nuestro Ordenamiento Jurídico es la Ley 5/2014, de 4 abril, de Seguridad Privada la que recoge la labor del detective privado, que desempeñará una férrea tarea de lucha contra el fraude de la mano de las Compañías Aseguradoras y Mutuas, aplicándose tanto a Empresas de Seguridad Privada como al personal de Seguridad y a los contratos celebrados en este ámbito.

De dicha Ley se desprenden cuestiones clave que enumeraremos a continuación:

  • En primer lugar se recoge el concepto de "seguridad", como base de la libertad y seguridad social y "seguridad privada" como forma en la que los agentes privados contribuyen a la minoración de los posibles riesgos asociados a su actividad industrial o mercantil, proporcionan seguridad más allá de la que provee la seguridad pública, o satisfacen sus actividades de información profesional con la investigación de asuntos de legítimo interés.
  • En los últimos años, se ha reconocido el papel tan importante que desempeña la Seguridad Privada (sujeta a controles administrativos) en España y con ello, mayores alianzas público - privadas. También ha aumentado la interacción entre Seguridad Privada y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que a menudo son secundados por los Detectives Privados, de cara a un mejor desempeño de sus deberes.
  • Esta Ley, también protege a sus agentes de las posibles agresiones o desobediencias de que pueden ser objeto durante el desarrollo de sus funciones cuando actúen junto a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Cabe destacar que no resulta extraño este tipo de actuaciones conjuntas legales, al igual que sucede con nuestros Detectives para Abogados.
  • Concretamente, en el Derecho comparado podemos observar la gran diferencia existente a la hora de obtener la Licencia de Detective Privado, motivo por el cual, nuestros profesionales solicitan, desde hace años, una unificación de los criterios para evitar incoherencias. Existe, de hecho, una Federación Europea de Asociaciones de Detectives Privados, que es una interlocutora en cuestiones de armonización en el ámbito de la Unión Europea

Investigadores privados para mutuas y aseguradoras

Un vez vista la parte normativa o legal a la que están supeditados estos profesionales, vamos a centrarnos en su función dentro de la lucha contra el fraude en las Compañías Aseguradoras y Mutuas. Y un tipo de fraude que ha incrementado sus niveles especialmente es el relativo al automóvil. El denominador común en todas esas situaciones es una mala fe con la que actúa el asegurado, que pretende sacar un rédito o beneficio de la situación.
El Detective Privado investigará dos vertientes principales:

  • En lo relativo a los seguros de vida, situaciones en las que el individuo finge su muerte para cobrar su seguro de vida (su beneficiario). Normalmente se trata, en un amplio porcentaje, de Extranjeros con un certificado de fallecimiento falso.
  • Los más comunes son los fraudes relacionados con los seguros de coche. Suelen producirse una exageración o mentira expresa y directa sobre los efectos o daños causados en el siniestro. En estos casos, el Detective analizará y evaluará la verdadera realidad ocular para verificar si los daños o lesiones producidas presumidas son reales o no: La basal labor del Detective Privado en este tipo de investigaciones.

Nuestro acometido y actividad gremial dentro de este campo es muy vasta y dilatada ya que nos encargaremos de:

  • Comprobación y posibles fraudes de secuelas
  • Seguimiento de lesionados
  • Verificación de secuelas y daños reclamados
  • Desaparición de mercadería
  • Incapacidad laboral
  • Fraudes en secuelas. Investigación de siniestros
  • Lucro cesante
  • Responsabilidad profesional
  • Accidentes simulados. Investigación de incendios
  • Investigaciones económico - financieras

Toda la información recabada es plasmada por el Detective en un informe en el que aportarán pruebas sobre los daños y lesiones reales que ha sufrido el asegurado en un siniestro.

A consecuencia de dicho fraude, si es que, en verdad se ha originado, el asegurado se enfrenta a la pérdida de la Póliza de seguro, pérdida de la indemnización y consecuencias penales, si así lo estima conveniente la Aseguradora. El tipo delictivo sería estafa y puede dar lugar a una condena en multa e incluso privación de libertad.

Si nos ponemos en la posición del asegurado de buena fe, encontramos la figura del corredor o mediador de seguros que tiene como función la explicación y asesoramiento en lo relativo a la Póliza.

La necesidad del Detective Privado en Mutuas y Aseguradoras

Según datos del ICEA, las empresas pueden llegar a gastar más de once millones de euros en detectar el fraude, pero con ello consiguen ahorrar más de cuatrocientos millones de euros. Según los expertos, el fraude al seguro es un delito que perjudica a la sociedad en su totalidad, ya que las compañías de seguros resuelven las incidencias con el dinero que pagan los clientes por sus pólizas, por lo que cuando un defraudador reclama de forma indebida, se enriquece a costa del resto.

La actividad efectiva del detective queda plasmada en sentencias favorables para la aseguradoras como por ejemplo la sentencia EDJ 2007/103119, SAP Sevilla de 07 de marzo o la sentencia EDJ 20003205426. Deben respetarse, sin embargo, ciertos límites a la hora de la investigación de los individuos que han desempeñado el mismo como el derecho al honor, intimidad personal y familiar, propia imagen o secreto de las comunicaciones. La vida familiar y los domicilios privados, recordemos que son ´intocables´.

En nuestro país, la tasa de fraude se ha duplicado en la última década, pasando del 0’85 % en 2010 al 14’94 % del 2019 según datos del VII Mapa de AXA, con sesenta y cuatro mil siniestros sospechosos, en lo concerniente a automóviles. Un 30 % se refiere a Pymes y Responsabilidad Civil y un 5 % se refiere a rama de la Vida. Se nos indica desde dicho sector, que cada hora que transcurre, una veintena de personas intentan estafar al seguro. En el caso de las Mutuas que colaboran con la Seguridad Social, suele darse un mayor grado se sospechas. Las cifras, cuando hay sospechas, rondan un 90% de fraude a la Seguridad Social.

Detectives especialistas para Mutuas y Aseguradoras

Podemos aseverar, bajo nuestra experiencia, que se alcanza un alto grado de recelo y suspicacia cuando se recurren a la presencia y figura de Detectives Privados, para abordar estos asuntos.

En el caso de un trabajador que se encuentra en baja laboral y se tienen altos presagios y creencias de que realiza alguna otra actividad laboral paralela, se propone, desde nuestro servicio de investigación de bajas fingidas , vigilancia y seguimiento a dicha persona, utilizándose para ello, medios tecnológicos como pueden ser, cámaras de grabación ocultas o fotográficas que, en el momento preciso corroborarán la auténtica realidad. No puede dejarse una cámara grabando constantemente sin caer en la vulneración del derecho de las personas que pasan a su lado en ese instante. El principal reto del Detective, en estas situaciones, es no ser detectado.

Como dato adicional, podemos señalar que existen Seguros que blindan la Responsabilidad Civil profesional de los Detectives Privados frente a reclamaciones que puedan recibir de terceros como consecuencia de errores u omisiones en su saber o rigor profesional de investigación.

De todo lo expuesto anteriormente, se desprende el pequeño tamaño que tiene el asegurado frente a la Aseguradora. Mientras que la última tiene todos los medios a su alcance en la lucha contra el fraude (que no deja de ser minoritario), el asegurado se ve desprotegido o más bien su protección frente a abusos depende de su nivel cultural o académico, que le permita percatarse de términos grises del contrato.

Si nececesita un investigador póngase en contacto con nosotros las 24h

PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

Nuestras Menciones como Investigadores