Últimas noticias

Nuestros Detectives Privados en la investigación de estafas y fraudes online

Según los datos del Sistema Estadístico de Criminología (SEC) gestionado desde el Ministerio de Interior, en su balance correspondiente al primer trimestre del año 2022, el número de estafas informáticas superaban las 223.241.

detectives para investigar estafa online

Un dato revelador si se tiene en cuenta que durante todo el año 2021, el total de delitos en relación a este ámbito ascendieron a 100.461. El incremento del uso de dispositivos conectados ha supuesto una nueva vía para los estafadores profesionales; lo que ha conllevado de forma inevitable a adquirir una notable relevancia en los casos investigados por nuestra parte. Nuestra Agencia de Detectives Privados pone a su disposición su más de 20 años de experiencia investigando estafas online a particulares de toda naturaleza.

¿Qué es una estafa online o fraude en Internet?

La estafa es un acto considerado delito que consiste en engañar a un tercero con la intención de aprovecharse de su ignorancia, para así generar un daño o perjuicio sobre su propiedad o patrimonio en favor del estafador. Puede consistir en usurpación profesional, suplantación de identidad o en un incumplimiento de promesas.

La víctima de este tipo de delito suele ser engañada para que ceda su dinero o sus bienes, pero también puede tratarse de otro tipo de estafas, como la de las inversiones.

Los estafadores suelen dirigirse a personas vulnerables que están aisladas, solas o deprimidas, por lo que, si observa a alguien en su vida que parece inusualmente amistoso y deseoso de ayudar en aspectos tan cruciales como las finanzas o los asuntos legales sin pedir nada a cambio, vale la pena que usted tenga presente algunas precauciones adicionales.

La estafa es un delito que se regula en el Título XIII (delitos contra el patrimonio y contra el orden socioeconómico), Capítulo VI (fraudes), Sección Primera (estafa) del Código Penal.

La definición de estafa se encuentra en el artículo 248.1: “El que mediante cualquier representación falsa, o por abuso de confianza o credulidad, obtenga de otra persona dinero o cualquier otro bien, así como todos los que le ayuden a ello.

Se consideran actos de estafa los mencionados a continuación:

1. Obtener dinero, objetos o cualquier otro bien mediante una promesa o garantía realizada por otra persona sin tener la intención de cumplirla;

2. Adquirir bienes económicos o de otra índole en base a una falsa propuesta que no se tiene intención de cumplir;

3. Captar dinero, elementos o cualquier otra propiedad a través de un abuso de confianza;

4. Apropiarse de otra propiedad a través del engaño con premeditación y alevosía.

En el Código Penal de nuestro país y en las instancias judiciales no existe diferenciación cuando los dolorosos e impíos actos se comenten por vía telemática. Por eso, en Accésit Detectives investigamos todo tipo de estafas online y fraudes en Internet de carácter privado y semi privado.

Estafas sentimentales online

Una estafa romántica consiste en la suplantación de identidad llevada a cabo por un estafador que simula o adquiere la personalidad de quien suscita el interés emocional de la otra parte, con el objetivo de conseguir sus bienes monetarios.

Para ello, el orquestador de la estafa sentimental se genera una identidad falsa, interactúa con las víctimas y, progresivamente, se va ganando su confianza hasta alcanzar el vínculo emocional que derriba toda resistencia para iniciar los requerimientos de una ayuda económica. En cierto sentido, el modus operandi es muy similar al acercamiento y la metodología que utilizan las sectas para captar adeptos.

Los estafadores online profesionales pueden fingir que se han quedado sin recursos económicos en el extranjero o que han sido víctimas de un asalto o hurto. Otras de las argucias más empleadas apuntan a que solicitan dinero para la atención médica de una enfermedad crónica o de difícil curación.

El embuste puede ser diferente cada vez, pero el objetivo final es siempre idéntico: obtener dinero, ya sea en efectivo o en forma de patrimonio, de la persona en estado de alta vulnerabilidad y soledad.

¿Alguna vez le han pedido que envíe dinero a alguien que ha conocido por Internet?

Según los artículos 248 y 253 del Código Penal, esta práctica se considera delito y está penada por la ley.

Los estafadores pretenden robar grandes sumas económicas a sus víctimas. Para ello solicitan pagos mediante giros de dinero, tarjetas recargables o incluso tarjetas regalo. El motivo no es otro que dificultar el posible rastreo o intervención, además de ser opciones de intercambio de capitales casi imposibles de revertir en caso de que se sospeche de un potencial fraude online.

Nuestros Detectives Privados investigan y hacen un seguimiento exhaustivo y riguroso de todas las acciones del presunto defraudador a fin de determinar si existen pruebas incriminatorias con las que acudir a los Tribunales si así lo estima la víctima y su asesor legal. Le recordamos que en atención a nuestra condición de testigos, estamos cualificados para ratificar la veracidad y legalidad de las pruebas aportadas en el informe final si el Juez o las partes del proceso así lo solicitan en sede judicial.

Vishing y phishing

El phishing es un tipo de fraude online que consiste en que un usuario malintencionado envía un correo electrónico o un mensaje de texto aparentemente inofensivo con el objetivo de engañar al usuario para que le facilite información personal, ya sea una contraseña o información bancaria.

Tiempo atrás, si se recibía un correo electrónico de una empresa o institución que no resultaba conocido o mostraba vestigios de falsedad, probablemente levantaría alguna sospecha en usted. Esto se debía a que estos mensajes contenían errores ortográficos o una redacción poco precisa que los convertía en ejemplos fáciles de identificar como spam.

Pero hoy en día, estos correos pueden simular oficinas gubernamentales, empresas o instituciones fácilmente reconocibles para cualquier ciudadano, como un banco, e incluir los logotipos o la tipografía de estas marcas para confundir al receptor e intentar reforzar su veracidad. Incluso proceden de una dirección de correo electrónico o página web que, a primera vista, pudiera parecer oficial.

Junto a investigaciones de phishing, cada vez existe una mayor demanda a nuestra agencia de Detectives Privados para verificar si un familiar o una empresa ha sido objeto de una estafa online a través del teléfono, conocida en el ámbito público como ‘vishing’.

Este tipo de actos fraudulentos por Internet también consisten en hacerse con sus datos personales, solamente que esta vez el delincuente lo hace a través de una llamada telefónica y suplantando la identidad de una empresa o institución de su confianza.

¿Cómo rastrean y confirman las sospechas nuestros Investigadores Privados? La forma más habitual de identificar este tipo de fraude es analizando el comportamiento de quienes le llaman: pueden requerir información personal o fingir que quien contacta es de una entidad que ya tiene los datos de la víctima objetivo. En este caso, nuestros profesionales requerirán más información sobre qué tipo de llamada es y cuál es el objeto real detrás del intento de fraude online.

Fraudes en tienda online

Gracias al auge de Internet, la posibilidad de adquirir productos provenientes de distintas partes del mundo está al sencillo alcance de las personas. Esto puede ser una oportunidad emocionante para encontrar un bien que se ha estado buscando con especial énfasis en su zona geográfica o incluso abre todo un nuevo mundo de posibilidades en cuanto a la compraventa y demás transacciones. Sin embargo, el comercio electrónico también entraña una amplia tipología de importantes riesgos.

Uno de ellos es la posibilidad de convertirse en víctima de una tienda online fraudulenta, es decir, una página web que simula ser un establecimiento online de venta. En este caso, verificar si está en una zona de comercio seguro es fundamental, ya que usted puede realizar el pago por un artículo que nunca va a recibirlo en su destino asignado o, peor aún, por un bien que ni siquiera existe como tal.

Si le ocurre esto, es importante recordar que hay diversas formas de protegerse frente a este tipo de estafas. Una de las más habituales es comprobar el historial del sitio web: asegúrese de que el vendedor transmite la suficiente confianza antes de realizar ninguna transacción. Puede buscar si se han efectuado quejas o demandas contra ellos con anterioridad, lo que sin duda otorgarán certeza a sus preguntas.

No obstante, si cree que usted ha sido perjudicado por una estafa en una tienda online, en portales de venta de segunda mano o en acuerdos de transacciones entre particulares, póngase en contacto con nosotros. Le asesoraremos como Detectives Privados para fraudes, recabando toda la información posible sobre su caso y gracias a una investigación con total transparencia, rigor, compromiso, empatía, profesionalidad. Le otorgaremos la mejor solución no solo en base a nuestra exhaustiva investigación, sino también gracias a nuestro amplio bagaje proporcionándole resultados satisfactorios garantizados para usted.

Estafas y fraudes online en el “Metaverso”

Debido al auge del mundo online citado con anterioridad, subyace un último concepto que bien merece mención aparte: el “Metaverso”. Si se atiende a una definición práctica a la hora de poder explicarlo con exactitud, hace referencia fundamentalmente a lo que se podría denominar una “segunda realidad virtual”. En esencia, se trata de un lugar o ubicación online al que acudir con el fin de conocer a otras personas, e interactuar con ellas de un modo o manera que son imposibles de llevar a cabo en el mundo físico real.

Todo esto implica, a su vez, que los datos personales de estos usuarios también estarán en esta ubicación, y por ello no está exento ni mucho meno de riesgos para la privacidad del usuario.

¿Qué tipo de información se otorga de forma impune y gratuitamente en estas tecnologías? Desde los nombres y fechas de nacimiento, a información de tal importancia, magnitud y sensibilidad como la financiera (datos bancarios, métodos de pago, registro de compras)… todo ello estando disponible en un punto al que cualquier ciberdelincuente podría acceder con unos conocimientos mínimos de hacking.

Esta ingente cantidad de datos, los cuales muchas veces se entregan de forma voluntaria fruto del desconocimiento de su alcance real y sin medir las posibles consecuencias que pudieran acaecer, provoca que los usuarios de la Red permanezcan totalmente vulnerables frente a la ciberdelincuencia.

Uno de los cambios más significativos que traerá este entorno virtual del Metaverso es un profundo cambio en la forma en que se desarrolla y que, como venimos advirtiendo, el usuario es víctima del crimen.

Hoy en día, en gran parte de la mentalidad de la población, el crimen se asocia única y exclusivamente de forma rotunda con un acto físico que tiene lugar en el entorno palpable en el que vive y desarrolla sus actos cotidianos.

No obstante, en este nuevo entorno, los ciberataques son cada vez más sofisticados y frecuentes; el robo y la suplantación de identidad están en alza y los hackers encuentran cada día nuevas y mejores formas de robar datos.

Por ello es fundamental llegar a ser consciente de estas amenazas que, si bien pueden llegar a ser conocidas de forma superficial, no se profundiza lo suficiente sobre su gravedad y el grado en el que su intimidad y tranquilidad, tanto personal como familiar, se ve seriamente comprometida.

A medida que la realidad virtual y la realidad aumenten su presencia en la vida cotidiana, tal y como se puede llegar a intuir, este problema se agravará, ya que es mucho más difícil protegerse cuando las defensas se basan en barreras físicas, tales como paredes y puertas, que aquellas digitales, donde las posibilidades de crecimiento en todos los ámbitos aumentan exponencialmente.

Por eso, si usted recela de que un familiar pueda ser objeto de una estafa online, consúltenos sin compromiso y sin más demora. La rapidez puede resultar crucial para identificar a los estafadores y así actuar en consecuencia cuanto antes.

Confirme la auténtica realidad en la que viven inmersos sus seres queridos y allegados gracias a la investigación privada que en esta tipología delictiva le propone Accésit Detectives.

Si nececesita un investigador póngase en contacto con nosotros

PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

Nuestras Menciones como Investigadores