Últimas noticias

Las 10 señales de una persona adicta a las compras

La adicción a las compras destruye vidas, familias y parejas. Que en un hogar exista una persona compradora compulsiva puede desembocar en la más absoluta ruina del entorno cercano de quien lo padece. Por eso nuestros servicios de detectives privados para particulares son fundamentales a la hora de demostrar esta inquietante situación.

10 señales de adicto compras

Y es que, no es labor sencilla identificar cuándo es una esporádica acción, una mera afición o cuándo realmente ha traspasado los límites de la adicción. En Accésit Detectives, contamos con una vasta y extensa experiencia en la investigación de este tipo de casos de adicciones comportamentales, enumerándole un decálogo de señales que alertan si la persona o personas con las que convive es una persona adicta a las compras.

Comprendiendo la adicción: qué es la Oniomanía

Antes profundizar y adentrarse en el asunto que exponemos y detallar cuáles son esos síntomas que advierten al entorno (siempre que exista una previa y constante atención a ellos) de que hay un problema conductual, es importante explicar qué es la oniomanía o adicción a las compras.

El término oniomanía proviene del griego – onios, lo que está en venta, y manía, para expresar la locura por algo. La primera vez que se utilizó fue en el siglo XIX en una incipiente corriente de la psiquiatría que fundamentaba no saber cómo tratar a esas personas que compran por comprar (estando en su perfecto derecho).

A pesar del paso de los siglos, los elementos que caracterizan este problema de dependencia, tildado como síndrome del comprador compulsivo se mantienen con el devenir del paso del tiempo. Persona con excesiva ansiedad, acomplejado e, infravalorado a sí mismo, insatisfecho, con una falta de control absoluto sobre la situación que crea, bajo un sentimiento de culpa por sus acto/s.

Según diversos estudios, el comercio online es el responsable del aumento del 16% de los casos de adicción a las compras, preocupando especialmente a los jóvenes.

Actualmente se ha dado a conocer que es una patología íntimamente relacionada con el estrés, e incluso con trastornos de la personalidad como ocurre con los rasgos obsesivos-compulsivos y maníacos. También se asocia a una baja autoestima, según un estudio publicado en Addiction Research & Theory.

Según señala un estudio de la UE, los jóvenes de hoy día son más vulnerables a padecer esta adicción a las compras: hasta en un 8% se evidencian comportamientos patológicos.

Ellos, representan a las personas más delicadas hacia la publicidad y los mensajes de consumo. Cada día, se reciben millones de impactos, directos o indirectos, a través de los diversos canales de comunicación, que estimula e incita a producir tal despilfarro. De hecho, no es el único trance al que hay que prevenir, sino, de igual modo, al excesivo desembolso acaecido a través de la acción del juego, en base a las 10 señales de la ludopatía.

Esta exposición coincide además, con una primera disponibilidad de ciertos recursos, ya sea porque los padres les ofrecen una mayor dotación para sus compras o porque consiguen sus primeros trabajos en el mercado laboral.

Si una persona adulta, en el destino que realiza tras la mayoría de sus compras, a buen seguro que carecerá de planificación, como describe el estudio anteriormente citado, más aún si cabe en la mayoría de los jóvenes que se ven con sus primeros ingresos.

Las compras compulsivas comienzan a mostrar su hábito y reincidencia en este segmento de la población. En Accésit Detectives, nuestros clientes potenciales, demandan cada vez más, este tipo de asuntos, previas consultas para hacer seguimiento en comportamientos dudosos, concretamente, de jóvenes que muestran un consumo excesivo para su nivel oficial de ingresos.

Por ello, nuestra labor en este sentido, se torna vital e indispensable, ofreciendo información fiable y contrastada, mediante la obtención de pesquisas obtenidas de la forma más discreta y profesional posible para que, así, conociendo la auténtica realidad ya demostrada previamente a través de nuestra labor, pueda actuar con la mayor contundencia posible. Aprenda a identificar las señales claras de la adicción a las compras de esa persona tan ligada y cercana a usted y confíe en nuestra experiencia a la hora de ayudarle a exponer el problema existente.

El comercio online dificulta a la familia identificar estos patrones de compras compulsivas

El consumo online está detrás del aumento de un 16% en las compras compulsivas. La proliferación de oferta y el ‘anonimato’ que aporta situarse detrás de una pantalla para efectuar las compras y no ser señalado, o reconocido por los dependientes, máxime cuando se trata de un comercio local o de cercanía donde todo en apariencia se conoce, actúa como indudable impulsor de este problema.

Poder consumir a cualquier hora del día, evitando cualquier atisbo de interacción social, y lograr una gratificación rápida, constituyen las principales y más que posibles causas para explicar este gran e inquietante incremento de la dependencia al consumo de este segmento poblacional.

Según un artículo publicado en PLOS ONE, las compras compulsivas online constituyen y se consolidan ya una variante más de la adicción a Internet.

Circunstancia agravante que debe ser tratada de inmediato lo antes posible, como acontece tras la detección en el uso de sustancias tóxicas por lo que contar con el apoyo profesional de nuestros Detectives Privados, se evidencia como una indudable clave para conseguir resultados óptimos.

Según fuentes expertas consultadas, la edad media de esta tipología del trastorno de compra compulsiva se sitúa entre los 18 y los 30 años, (versus artículo científico publicado en la Revista Iberoamericana de Psicosomática). Dicho estudio apunta a que la evolución de la patología conductual tiende a ser crónica.

Los psicólogos coinciden en señalar que el desarrollo de trabajo de y con las familias es fundamental para que, de ese modo, la persona supere su hábito a realizar compras.  De ahí que su intervención deba ser ágil, inmediata y contundente. Y, para que así sea, es necesario detectarlo a tiempo con las pruebas irrefutables que reflejen la verdadera y única realidad.

Compras compulsivas en el Black Friday (y en épocas de Navidad)

Las temporadas de otoño e invierno son dos de los períodos más críticos para los compradores compulsivos. El «Black Friday» y la campaña de Navidad incentivan y acrecientan el consumismo con la proliferación de ofertas, promociones y rebajas (hasta después del Día de Reyes).

El mayor hándicap reside en que ni siquiera es necesario salir de la habitación o la vivienda para incurrir en esas compras que realmente no son urgentes ni requeridas.

detectives adiccion compras

Señales indiscutibles de que convive con una persona adicta a las compras

¿Cómo identificar las primeras señales de que se convive con una persona con un trastorno de consumo compulsivo? ¿Cuándo se ha de acudir a nuestros Detectives Privados para confirmar las sospechas? Compruebe los siguientes comportamientos en esa persona.

1.      Utiliza las compras que adquiere, como terapia cuando algo le va mal

El espectro televisivo del espectáculo, como ocurre con las películas y las series de entrenamiento han moderado en gran medida el uso de las compras como una pseudo terapia cuando el estado de ánimo en la persona no es positivo o favorable. Una ruptura, un fracaso laboral, una discusión, o simplemente la propia psique pueden ser los principales desencadenantes.

Los Psicólogos advierten de que ésta es una de las señales más claras de un problema de dependencia y enganche emocional a las compras: adquirir un objeto por el hecho de poseerlo, constituye en la persona pertenencia material, no emocional.

2.      Ocultamiento de las compras al resto de la familia

Una persona sujeta a la necesidad de comprar, es sabedora que lo consumido no es imprescindible en su vida.

De ahí que sea una pauta muy común de comportamiento el hecho de ocultar aquello que se ha comprado, especialmente cuando se es mínimamente consciente de que existe un problema económico en el núcleo familiar o en las finanzas personales. Aquí, además, confluye otro aspecto fundamental como es el sentimiento de culpa.

3.      Obtiene productos, los cuales no adquiriría, si lo pagase en dinero en efectivo

Otro de los síntomas que delatan a adepto a las compras, se basa en la cuantía de artículos que adquiere.

Ante la realización de compras compulsivas, se es más propenso a utilizar y disponer de la tarjeta de crédito, tradicionalmente, con el plus de que ahora hay otras opciones de pago digital como Bizum o PayPal que amplían las posibilidades de compra sin dejar ningún tipo de prueba evidente en la cuenta o, al menos, no de forma inmediata.

Lo que estos ejemplos de personas desconocen es, que en Accésit Detectives investigamos de forma minuciosa y pormenorizada, también este campo gracias a los servicios que brindamos como Detectives Privados para familias. En nuestras delicadas y prudentes investigaciones, recopilaremos todas las pruebas relevantes, para confirmar plenamente todas las sospechas e inquietudes de sus familiares, en este tratado.

4.      Se muestra insatisfecho con lo que ha hecho (e incluso irascible)

En ocasiones, hemos podido observar cómo alguien compra de manera compulsiva. Lo cierto, es que se muestran insatisfechos con sus pertenencias adquiridas, llegando incluso a exhibir en su rostro, enfado o frustración.

Los psicólogos explican que este hecho está directamente relacionado con su sentimiento de culpa, que penetra en el subconsciente del individuo.

5.      Compra sí, utilización no

Además de todos estos síntomas de adicción a las compras, hay un dato revelador y muy significativo, ya que la persona no usará esa compra.

Recopilará todas las compras que vaya efectuando, sin hacer uso ni disfrute en momento alguno. Lleno de insatisfacción e incredulidad realizará nuevas compras que calmen su ansiedad.

Esta dinámica de bucle es una de las evidencias más perceptibles para la familia y allegados. Les proponemos vigilen estos hechos y lo tengan muy presente, cuando se les presenten estas circunstancias descritas.

6.      Altera sus hábitos de alimentación

A medida que estos indicios toman cuerpo y se convierten en rutina y habitualidad, se agrava el comportamiento de la persona a medida que transcurre el tiempo.

Cuando dicho desorden o alteración entra en fase aguda e incipiente, suele producirse desfases y perjuicios en la alimentación. Bien sea como resultado de la acción, una abundancia en la ingesta de alimentos, bien sea generada en una escasez o falta de consumo de éstos.

7.      Evidencia problemas para conciliar el sueño

Además de la alimentación, también es usual que las personas adictas a las compras tengan problemas para conciliar el sueño. Esto se debe, según los Psicólogos, a liberación o escape que produce durante todo el día, asumir el sentimiento de culpa que les atenaza y les impide, por consiguiente, poder descansar.

8.      Si no encuentra lo que busca, se muestra enojado y se enfada con facilidad

Otro indicativo de que esa persona de su entorno puede padecer de adicción a las compras se pone de relieve con su comportamiento. Sobre todo, cuando el producto que tanto desea en ese momento, y busca con anhelo, está agotado o no consigue encontrarlo.

Si mantiene una actitud de desesperación o rabia, se enfada con mayor facilidad y se muestra inaccesible al diálogo, se deberá en gran medida a la desazón o alteración que le ocasiona no adquirir lo que tanto desea.

Es importante señalar que este hito, por sí mismo, no es concluyente, pero sumado al resto de los vestigios expuestos, podría inducir a una situación de necesidad.

9.      Parece estar tras el quebranto económico

Aunque su familia disponga de unos ingresos estables y suficientes, la presencia de una persona sujeta a las compras, compromete severamente sus finanzas y las de la familia, hasta el punto, de llegar a situaciones límite que les deje maltrechos en su economía.

Se torna en tema reincidente y, entre las amistades y compañeros de la persona, reseñar sus problemas económicos. Contactar previamente y contratar los servicios de vigilancia, seguimiento e investigación de un detective privado se convierte en basal necesidad junto al de profesionales como psicólogos, en aras a un no recaimiento de la irregularidad.

10.  Cuando se aborda el tema en el hogar se pone a la defensiva

Por último, otro sesgo notorio de la existencia de un problema real, tangible y palpable se aspecta el momento en que se intenta entablar una conversación con la persona sobre el tema mentado.

El adicto tiende a ponerse a la defensiva, buscar justificaciones e intenta mostrar que tiene toda la situación controlada. Cuando se insiste en ello, la respuesta se gira en ira, cólera, enojo, turbación y negación plena de los hechos que se le imputan.

Confíe en Accésit Detectives ante la más mínima sospecha de la adicción a las compras

Si usted ha podido identificar esta problemática afín a persona o personas de su entorno mas próximo, en una o mas señales en este muestreo citado, no retrase más su decisión y permítase descubrir toda la verdad de esta complicada situación.

Detrás de la realización de compras compulsivas, se esconden problemas emocionales de la persona, relacionados con la tristeza, la apatía o abulia, el hastío o hartazgo, la angustia y la ansiedad. Conscientes de la controvertida y cuestionable situación de ustedes, es el momento preciso de iniciar soluciones.

Tenga siempre presente que también existen otros tipos de adicciones que igualmente resultan dañinas, si no se actúa en consecuencia, ante determinados comportamientos similares relativos a vicios nocivos. deposite su confianza en nuestra labor de investigación que le aportará y brindará, la totalidad de evidencias necesarias para conocer la completa realidad.

Si nececesita un investigador póngase en contacto con nosotros

PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

Nuestras Menciones como Investigadores